Tips de Aseo Masculino (grooming): Cómo cuidar el rostro

No importa si eres hombre. Debes aprender a cuidar tu rostro. Es la parte del cuerpo que más se observa en una conversación de negocios y en tu vida personal. Refleja tu autoestima, edad, éxito y nos da una idea de cómo lucirás cuando seas viejo.

No se trata de «meter reversa» como algunos hombres piensan si comienzas a cuidar tu salud, imagen personal y vestimenta. Sólo hay una gran verdad:

Se trata de cuidar el único cuerpo que tienes.

Y tu rostro es lo primero que te voy a decir cómo cuidarlo con breves consejos que podrás aplicar desde hoy.

Desde hoy atiende más tu cuidado personal o grooming

Si eres menor de 30 años la aparición de las arrugas no deberá de preocuparte todavía. Si ya llegaste a la 3a década de tu vida (y aunque toda la publicidad te diga que los 30’s son los nuevos 20’s y apelan a que vivas tu estilo de vida con máxima actitud, la verdad es que el tiempo no se detiene sólo por una frase con muy buenas intenciones) comienza a cuidarte hoy para que cuando llegues a los 40’s y 50’s no parezca que la vida te ha tratado muy mal.

El aseo personal de la mayoría de los hombres consiste en lavarnos la cara mientras nos duchamos. Si bien la piel es más resistente y gruesa que la de las mujeres, en ningún momento se ha demostrado que sea inmune al tiempo y a los agresivos rayos UV del sol, la contaminación, el frío, etc.. ¿Crees que sólo debes cuidar tu rostro si eres actor? Te equivocas.

Quienes son tus aliados:

1) Beber más agua natural de la que acostumbras.

2) Una alimentación integral que incluya frutas y verduras (no solo carne roja, carbohidratos y exceso de azúcar).

3) El ejercicio regular (mínimo 3 veces por semana) y mínimo 15min por día.

4) Dormir mínimo entre 6 y 8 horas diarias (si duermes menos tu rostro nos lo dirá).

 

Quienes son tus enemigos:

1) El cigarro (sí, aun cuando fumes, según tú, muy poco). Acelera el envejecimiento.

2) El alcohol (es uno de los principales detonadores del sobrepeso al hacernos ingerir grasa y exceso de calorías, como en las botanas o snacks del bar).

3) La desidia y soberbia (creyendo que tú eres superman y el tiempo y falta de cuidado en ti jamás provocarán estragos).

 

Cómo conformar un kit básico de limpieza facial masculina

Si bien la limpieza y cuidado debes de hacerlo en la mañana y noche, por lo menos empieza a adquirir el hábito de cuidar tu rostro una vez al día. Una vez que conformes tu kit básico de limpieza y cuidado entonces incrementa más productos dependiendo tu tipo de piel y estilo de vida.

1) Gel limpiador

Un jabón neutro puede funcionar, pero si estás leyendo este artículo es porque te interesa cuidarte como se debe. Invierte en un gel limpiador . Aplícalo mientras te bañas.

2) Exfoliante

No es de uso diario, sino 1 vez cada 15 días. Sirve para remover células muertas que están en la primera capa de la piel. Si lo aplicas también durante la ducha el mismo vapor del agua caliente contribuirá a abrir más los poros y lograr mejores resultados.

3) Crema de afeitar

No importa si eres lampiño. Yo mismo confieso antes haber creído que con jabón neutro era suficiente, pues no tengo barba, sin embargo, una vez que probé rasurarme con crema para afeitar pasaron dos cosas: el rasurado quedó perfecto (proyectando mayor pulcritud) y mi piel no se irritó, lo cual agradezco.

4) Crema facial humectante

Cuida que tenga protector solar. Si es exclusiva para hombres, mucho mejor. Si tiene nutrientes, vas por muy buen camino.Si los productos anteriores los aplicaste durante el aseo matutino en la regadera, puedes ahora usar la crema fuera de la ducha y antes de vestirte (ya que también deberás aplicarla sobre el cuello).

5) Gel anti-ojeras

Si tienes ojeras muy marcadas (ya sea por genética o porque sigues de necio y duermes muy poco) entonces el gel antiojeras será uno de tus máximos aliados para lucir listo para presentar ese gran proyecto, cerrar el gran negocio por el cual te desvelaste hasta la madrugada para terminar. Aplícalo después de la crema humectante y en pocas cantidades dando un ligero masaje en el contorno de los ojos. Puedes usarlo a diario pero no sustituye tu mal hábito de no dormir lo suficiente.

El cuidado del rostro es muy extenso, la intención de este artículo en mi blog es despertar tu responsabilidad del cuidado de tu cuerpo. En otro momento hablaré de los demás puntos del aseo personal masculino o grooming.

Mientras tanto, dime ¿qué opinas?

Nos leemos pronto.
Sígueme en twitter: @DaavidNavarro

Facebook: www.facebook.com/DaavidNavarro

www.imagenexcellence.com

Quieres crecer y mejorar en tu IMAGEN, servicio ELEGANT Asesoría de Imagen OnLine

 

Regla del uso del color: la armonía del contraste

Hay colores que nos gustan demasiado y por eso los usamos, sin saber si nos favorecen o no. Sin embargo una de la reglas más importantes en el uso del color en nuestra ropa es la siguiente:

«El color que uses debajo de la cara jamás debe notarse antes que tu rostro».

Uno de los mejores ejemplos es la elección del color de la corbata. Si la corbata se nota primero que la cara del hombre, entonces ese color no le favorece. La explicación radica en que debemos de usar el color según el contraste que existe entre el tono de nuestra piel y el cabello. Existen 3 opciones:

Diferentes contrastes entre el color negro y gris: bajo, medio y alto

1) Contraste bajo

Si las personas con un contraste bajo (entre su tono de piel y cabello) usan colores muy estridentes o con un alto contraste, entonces el color se verá antes que su cara. Por esta razón está comprobado, en oposición a lo que suele creerse, no por ser de piel clara podemos usar todos los colores.

Un verde militar lucirá bien en este tipo de personas al igual que un lila, un café claro, un color pastel, un gris claro. En cambio un color muy contrastante como el negro o estridente como el verde fluorescente provocará que notemos primero el color que su cara y los hace lucir pálidos.

2) Contraste medio y 3)Contraste alto

Si las personas con un contraste medio o alto (entre su tono de piel y cabello) usan un color cerca de la cara en un contraste bajo u opaco, entonces su piel se verá pálida. En esta categoría nos encontramos la mayoría de los latinos, quienes lucimos pálidos con colores como el verde militar, café o marrón, naranja, dorado, amarillo.

En cambio necesitamos colores con más contraste (de medio a alto) como por ejemplo el negro, azul marino, azul rey, gris oscuro, vino, morado, fucsia, etc.

No solo se debe hablar, en teoría del color aplicado a la persona, de cálidos y fríos sino también de la armonía del contraste. Un elemento del color no muy conocido y dominado por especialistas.

Nos leemos pronto.