No vendas. Haz que te compren con tu branding personal

Lo que funcionaba en el pasado para vender hoy ya no lo hace. Ahora el enfoque es otro. ¡No vendas, haz que te compren! De esto se trata el branding personal.

Antes para vender se contemplaba únicamente tocar puertas casa por casa , ofrecer algo, decir su precio y convencer al cliente en persona. Después llegó la publicidad por catálogo, radio, televisión, cine. Luego apareció internet para transformar la manera de hacer negocios. Ahora están las redes sociales, las cuales han cambiado las reglas del juego completamente.

Ahora debes provocar que te conozcan, mostrar en acción tus talentos y así conseguirás que los clientes potenciales lleguen a ti. Ellos te encontrarán, si te muestras. Si esperas el boca a boca en persona puedes quedarte esperando sentado. El mundo ya no funciona así. La pandemia transformó la manera de hacer negocios. Ahora quien esté en internet podrá aprovechar todas las oportunidades que traen consigo estos grandes cambios. Recuérdalo a partir de hoy:

Los negocios no volverán a hacerse como se hacían antes.

El comercio electrónico ha tomado el control. No importa si vendes productos o servicios.

Es momento que te adaptes y lo hagas de inmediato o lamentarás en unos meses no haber iniciado tu estrategia de branding personal.

Ahora debes seguir estos pasos:

  • Ser conocido.
  • Ser reconocido.
  • Ser elegido (comprado).

Así lo dice Inge Sáez, estratega del marketing en Linkedin. Síguela, pues aprenderás mucho con ella.

Y deben seguir ese orden. Si te lo saltas pagarás las consecuencias.

¿Qué error comete la mayoría?

Querer vender sin ser conocido, ni reconocido. Eso hoy no funciona. Actualmente la publicidad que invade tu tiempo (en tu correo electrónico y redes sociales) es muy rechazada. Si me envías una solicitud de amistad en cualquier red social y el primer mensaje que recibo de ti es de venta. ¿Qué crees que haré? Te eliminaré. Las redes sociales se tratan de crear relaciones (por eso su nombre), de crear comunidades.

Tú también eliminas o cierras la publicidad intrusiva, aquella que te ofrece algo que no necesitas. Por ello, hoy las reglas para destacar profesionalmente son otras y tienen al internet como plataforma.

¿Sabías que tu teléfono celular es el arma más poderosa para hacer crecer tu negocio?

Si eres notorio y relevante para el público que deseas te conozca entonces ellos te verán y querrán saber más de ti porque les ofreces contenido de valor (para ellos), no porque les deseas vender todo el tiempo.

El branding personal no es lo mismo que tu imagen personal

Las ventas no son lo mismo que el producto. Tu marca personal se trata de ti (es convertirte tú en una marca) de compartir lo que eres y lo que sabes (en beneficio de una audiencia específica) con el objetivo de ayudar y servir, no de vender.

El branding personal es la herramienta con la que te darás a conocer y hacerte visible para los clientes que deseas atraer. ¿Acaso no es una estrategia muy diferente? Por supuesto.

Sigue vendiendo y los demás te rechazarán. A nadie le gusta que le vendan, nos gusta comprar y queremos que sea por decisión propia, sin presiones.

¿Cómo lograr que te compren?

Convirtiéndote tú en una marca, con tu nombre (no la marca de tu empresa, ni la de tus productos) que comparte lo que es y lo que sabe en beneficio de aquellos que te necesitan y tú les resuelves un problema que para ellos es un dolor de cabeza.

Elige un nicho de mercado y resuelve un problema específico

Elige un nicho de mercado, en donde muestres tus mejores habilidades. ¿En qué eres muy bueno? Ya no funciona comunicar «yo estudié esto y por eso contrátame» porque hay muchos más que estudiaron lo mismo que tú. Y si crees que tus años de experiencia son la razón más poderosa para contratarte, también te equivocas, porque a menos que seas muy reconocido en tu mercado encontraremos a otros que tienen los mismos (o más) años de experiencia que tú. Comparte y ponte al servicio de los demás y te separarás del promedio (que son aquellos que no van a dar nada gratis, si ofrecen algo quieren recibir dinero a cambio de inmediato).

Ve el siguiente video. Ejemplifica claramente lo que te acabo de decir.

Te comparto 3 técnicas para provocar que te compren

1) No digas, muestra tus talentos

Estamos cansados de oír tantas promesas de productos y servicios que lo mejor que puedes hacer para provocar que te compren es mostrar tu solución en acción, tus talentos y habilidades para resolver un problema.

Si eres entrenador de perros y me entregas un folleto y en tu página web únicamente hay texto (y además el mismo que está en tu volante) ¿crees que serás interesante? Por supuesto que no, por ello iré directamente al precio para ponderar si creo que vales lo que cobras.

Muestra en acción en qué eres bueno.

En cambio, si en el parque más concurrido el fin de semana das una demostración de cómo educar a mi perro y veo lo fácil que es para ti lograrlo, entonces empiezo a creer que tú puedes educar a max (mi golden retriever que ha destrozado toda mi casa y que parece no entender). Entonces lo que pienso es «quiero que eduque a max». Al ver lo que eres capaz de hacer el precio ya no es lo primero en lo que pienso, y sé que no serás barato porque he buscado desde hace varios años quien me apoye. Te encontré y quiero que resuelvas mi problema (y max lo agradecerá también porque estamos pasando por una situación tensa).

2) Hazlo viral

Tomando el caso anterior, imagina que el entrenador de perros a propósito transmite en vivo desde facebook, instagram, youtube y cuida los detalles de su demostración, lo practicó varias veces, de manera que no es una improvisación (porque es un profesional). El video de la transmisión se va compartiendo y poco a poco nuestro entrenador se hace más conocido, se hace viral porque se comparte en redes sociales.

Y si no lo compartió él alguien más ese día en el parque lo grabó y lo transmitió en vivo a su audiencia.

¿Cuál es el secreto una vez más? Que su intención es mostrarse en acción y compartir lo que sabe. Aquí quiero darte un tip más: cuando hagas este tipo de transmisiones da consejos, no des una clase, sé tú mismo.

3) Ten una página web lista para recibir visitas

Parece tan obvio, pero no siempre lo vemos así. Tu página web es tu tienda. Imagina que después de tu demostración comienzan a preguntarte los primeros interesados dónde pueden conocer más detalles de los productos que ofreces. Si fuese una tienda física ¿la tendrías lista para recibirlos? Claro que sí. Tanto esfuerzo necesita del último paso que es hacer que comprarte sea fácil.

Necesitas una página web, una tienda muy bien ordenada y lista para que te compren.

Hace muchos años me dedicaba a diseñar páginas web y los clientes que me contrataban pensaban -ya tengo mi página, ¿por qué no estoy vendiendo?- creían que las ventas iban a llegar solas. ¡Por supuesto que no! ¿Cómo vamos a encontrar tu tienda si no nos dices que visitemos tu página web?

Lo mejor que te recomiendo es que desde tus redes sociales provoques las visitas a tu sitio web. Envíalos desde tus redes sociales a tu sitio. Por cada 10 publicaciones de contenido haz que 8 sean de consejos y 2 de venta.

En las publicaciones que compartas indica tu sitio, o en el texto que redactas en la red social pon un link para que vayan a tu página web y asegúrate de tener una sección que diga CONTACTO, por medio del cual los interesados podrán comunicarse contigo para contratarte.

Créeme, poco a poco verás resultados. No te desesperes.

Fortalece tu Marca Personal a diario

Si vas a convertirte en una marca hazlo como lo hacen las marcas poderosas. ¿Qué quiero decir? Que debes comunicar a diario que existes. Las marcas de los productos que compras en tu vida tienen éxito porque cuidan la constancia para hacerse visibles. Nadie querrá una marca que no conoce.

Si hace 15 días publicaste algo en tus redes sociales y no has vuelto a publicar nada ¿qué crees que pasará? Tus clientes potenciales se enamoran de otra persona, de la persona que ven más y les aporta valor constantemente.

Así que muéstrate de forma constante. La disciplina en toda estrategia es un ingrediente imprescindible para el éxito.

Recuerda, no vendas. Haz que te compren.

Te invito a que veas este video en el que explico por qué ahora es el mejor momento para CREAR TU MARCA PERSONAL.


¿Deseas crear tu estrategia de Branding Personal? ¿Estás dispuesto a ser visto y comunicar qué te hace diferente?