3 preguntas para proyectar una imagen exitosa

Todos proyectamos una imagen (nos importe o no). ¿Sabías que tu imagen puede impulsar o frenar tu éxito?

Para proyectar una imagen exitosa debes contemplar un propósito definido. Esto es fundamental. Si solo te preocupa la ropa y no sabes ¿qué estás comunicando de ti? entonces no tienes una imagen que te impulse, únicamente tienes intención de tener buen gusto.

Jamás disfraces tu personalidad con la ropa

Antes yo vestía «lo que los demás aceptarían como correcto». Quería encajar. Déjame te cuento una anécdota que marcó mi vida con un gran aprendizaje. Una vez estudiando la maestría en imagen pública la profesora de publicidad hizo un ejercicio muy interesante para demostrar la importancia del posicionamiento de la imagen a través del tiempo.

A tres de nosotros nos pidió pasar frente al grupo. En una hoja de papel debíamos escribir nuestras 3 mejores cualidades (y no comentarlas). Le entregamos a la profesora cada uno nuestra hoja.

Después pidió al grupo (con el cual ya llevábamos conviviendo más de 1 año) que cada uno escribiera en una hoja las 3 mejores cualidades que percibía en cada uno de nosotros. El resultado fue un gran aprendizaje para mí.

Mi cambio de imagen inició con una decisión interna

El grupo me percibía como «inteligente, estudioso y tímido». Cuando yo había puesto «inteligente, creativo y líder». Sólo 1 de 3 cualidades la había logrado posicionar. Definitivamente ser percibido como tímido no era algo positivo y sólo haber posicionado mi inteligencia me alejaba mucho de mis objetivos.

Ese día aprendí una lección muy valiosa. Mi manera de vestir no estaba proyectando mi gran creatividad (vestía muy conservador), mi forma de ser reservada no ayudaba a ser percibido como líder. Lo único que había logrado posicionar era mi inteligencia.

A partir de ese momento comprendí el gran poder que tiene la imagen. Modifiqué mi manera de vestir, pues yo quería se dieran cuenta de mi gran creatividad (y rara vez usaba colores alegres). Rara vez iniciaba yo las conversaciones, más bien esperaba a que los demás se acercaran a mí. Mi única zona de seguridad eran mis conocimientos y ser un estudiante destacado o «nerd».

Una buena imagen no es un accidente.

David Navarro, Asesor de Imagen y Comunicación

Las 3 preguntas que debes hacerte hoy

Existen 3 preguntas clave que debes hacerte para saber si tu imagen te está ayudando a alcanzar tus objetivos:

1️⃣¿QUÉ COMUNICA MI IMAGEN? No es únicamente cómo vistes sino también qué mensajes estás comunicando de ti: eres profesional, desorganizado, una persona con metas, conformista, etc. ¿Te ves actual o tu ropa nos dice que te quedaste atrapado en el pasado?

2️⃣¿QUÉ DESEO COMUNICAR? A veces lo que deseamos comunicar se nos olvida: Confianza, seguridad, liderazgo, preparación, empatía, etc. Si no lo decides entonces tu imagen no tiene un propósito y los demás no lo perciben o asocian contigo.

3️⃣¿A DÓNDE DESEO LLEGAR? Se refiere a tu meta u objetivo en este momento y puede ser tan diverso según el momento actual de tu vida: ascender de puesto, ser más seguro de ti mismo, mejorar tu liderazgo, aumentar tus ventas, etc.

Ahora te pregunto a ti

¿Tu manera de vestir está disfrazando tu personalidad o la refleja claramente? ¿Tu imagen actual te acerca o te aleja de tus objetivos?

¿Has construido la imagen que deseas o la que te han dicho que te conviene? Recuerda: vestir correcto no es una estrategia para destacar sino para encajar y no ser criticado.

¿Qué necesitas cambiar o fortalecer en tu imagen actual para lograr tu éxito?

La filosofía de mi asesoría de imagen es crecimiento: personal y profesional. Te coloco a ti al centro de todo el proceso, no a la ropa, no a la moda. Te ayudo a proyectar una imagen «auténtica» con tu personalidad, edad y objetivo; la cual te ayudará a lograr en menor tiempo tus objetivos o metas.

¿Estás listo(a) para crecer? Yo estoy listo para ayudarte.


¿Deseas definir tu imagen y hacer que te ayude a lograr tus objetivos?

Contrata mi Asesoría de Imagen Online (100% personalizada. En vivo por zoom).