Saltar al contenido.

La Actitud lo es Todo


Los conocimientos son muy importantes pero la actitud lo es todo.

“No son las especies más fuertes o las más inteligentes las que sobreviven sino aquellas que se adaptan al cambio”.
Charles Darwin

Requerirás dedicarte a diario en lo que deseas ser el mejor. Ser disciplinado y, muy importante, hacer de tu sueño tu más grande objetivo para que se vuelva una realidad.

Aprende, adquiere más conocimientos pero jamás te olvides que la actitud lo es todo.

Tu actitud vende lo que tus conocimientos no pueden: pasión.

Tu actitud te diferenciará de aquellos que no están dispuestos a arriesgarse y desean una fórmula instantánea para el éxito.

No se llega a la cima del Everest por tener suerte o “caerle bien al clima”.

Tu actitud te hará saberte vulnerable y que siempre estás en constante crecimiento, y al mismo tiempo, alimentará tu espíritu para que no te rindas a pesar de los obstáculos que tengas que enfrentar.

Tu actitud se alimenta de tu interior, no del exterior.

Cada vez que te equivoques acabas de hallar una nueva manera de “cómo no hacer las cosas”pero recuerda: sigue siendo aprendizaje.

Este mundo es de los valientes, de los visionarios, de los apasionados, de los aprendices eternos de la vida, de aquellos que sueñan alto, de los que no se rinden, de quienes se diferencian del resto por su actitud.

Cuida mucho la comunicación de tu actitud. Sí, para hacer que tu actitud te abra muchas puertas debes aprender a comunicarla.

Tu actitud al vestir: Le dice al mundo quién eres.

Tu actitud al hablar: Le dice al mundo lo que piensas y de qué se alimenta tu interior.

Tu actitud al interactuar con otros: Le dice al mundo que aunque seas experto en algo sigues sin ser sabio y puedes aprender algo nuevo cada día de los demás.

Tu actitud al trabajar: Le dice al mundo y a tu jefe por qué crees en ti mismo y de qué eres capaz profesionalmente. Nunca dejes que la soberbia se apodere de ti. Sé seguro pero sencillo en tu trato. Algún día necesitarás de la ayuda del que está junto a ti.

Tu actitud profesional: Le dice a tus clientes (internos o externos) por qué pueden confiar en ti y deben elegirte, contratarte o recomendarte. Y esto creará tu reputación.

Tu actitud al estar con tu familia: Te dices a ti mismo por qué todo lo anterior vale la pena.

A triunfar que de eso se trata tu existencia.

Nos leemos pronto.
Sígueme en twitter: @DaavidNavarro
http://www.imagenexcellence.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

David Navarro

Haz de tu imagen una Herramienta de Éxito
* Capacitación de Imagen Ejecutiva
* Consultorías Personalizadas de Imagen

Follow Asesor de Imagen & Branding Personal on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: